23 dic. 2011

siempre




...fabricaré mil sueños si los colocas en tu mesilla
y si me dejas despertarte cada día con cosquillas.

18 dic. 2011

Resaca

Quiero que el cojín se sienta solo, que el frío pase la noche cogiendo polvo y sentir el ritmo de tus latidos cada vez que abra lo ojos. Que con un tortazo de sonrisas despistes a mi infantil enfado y acabar con el chocolate si quiere vivir en tus labios. Que disfrutes de este Sol, cálido y desvergonzado, que hoy, maldita sea, sólo despierta a mi lado.

9 dic. 2011

blanco más negro


Puede que sea por ese perenne tono gris, carátula de gotas tímidas en suspensión; pero hoy, siento náuseas. Bufones, pécoras y belcebúes que únicamente se despojan de su antifaz cuando ya huele a miércoles y a cenizas. Maldad gratuita, espaldas altivas, mirares chulescos y gris, mucho tinte gris; y el disolvente se encuentra a demasiados kilómetros de distancia.

5 dic. 2011

Pilla pilla

Aunque no estabas, las calles olían a ti. Paseamos de la mano a kilómetros de distancia. Mordí tus labios en cada esquina y bebí tu voz en cada golpe de brisa. Como críos indomables conquistamos portal tras portal y nos sumergimos en murmullos y suspiros de mitad y mitad. Te llamé tantas veces que creyó morir tu nombre.
Y cuando llegaste tarde a mi escenario dijiste:

- Te has ido tú y ha llegado la lluvia.

23 nov. 2011

ahora, camino

Algún miércoles añoro 
aquellos adoquines, 
fuertes y robustos, 
pies de catedral. 
Callados e insinceros, 
dos extraños conocidos, 
con manos aún tímidas, 
recorriendo el mes de abril. 

Qué bonitos esos días 
de querernos sin querer, 
de conocernos sin saber, 
de escondernos sin poder. 
De pausas de piel con piel, 
de labios que decían sí 
a noches para no dormir. 

Sin ausencias con sabor a ti.

Recuerdo cuando no importaba tu segundo apellido o en qué lugar fueras a dormir. 
Cuando éramos sólo tú a lo tuyo y yo a lo mío y nadie recitaba sin inicio y con fin.
Aroma a café clandestino, cenas sabor a suicidio, versos sin escribir. 
Kilómetros buscando un destino, de madera, agua y lino, de desayunos sin servir. 
Aquellos días fueron breves, a golpe de torbellino, sin nadar llegamos aquí.
Y ahora, que sé a quién miro, no imagines nuevos caminos, porque no te dejaré ir.

17 nov. 2011

Mi bolso



Me pones a prueba, eriges a mis pies imponentes laberintos de hormigón. Bolso en mano - perdí mi mochila en otras batallas - comienzo el camino. Algunos soles se atreven a desafiar al gris y despiertan mi intuición.

Instantes. 
Suspiros. 
Bofetada. 
Oscuridad. 

Trazada a zancadas la línea indeleble que habla de días, semanas y meses. Pluma desangrada. A tientas, mis dedos se tiñen de desesperación en busca de nuevos mililitros de tinta, ocultos en caprichosos escondites tras las viejas costuras de este bolso raído. Sigo buscando y lo sujeto con fuerza. Porque es mío. Sólo mío. Único y mío. Yo.
 

15 nov. 2011

de sabores, palabras y besos


- Quiero verte.


Observa la huella de sus labios lanzándole un beso, manzana a manzana. De ésos silenciosos, de los que le gusta tanto mandarle. De los que sabrían a mucho, pero así saben muy poco. 



Debo irme.


Minutos atrás. Busca y relee. Un par de palabras. De las que sabrían a mucho, pero así saben muy poco. 


- Quiero verte



Verse. Con o sin versos. Con o con besos. De los que nunca saben a mucho.


11 nov. 2011

podemos

No importa que me arranques la yugular si eso significa que has vuelto a morderme. Ni que la tímida luz descubra que, luna en vela, volviste a tatuar mi piel. A quién le importa lo que diga el mundo cuando nos oye comernos a besos o que las lenguas viperinas vacíen su infierno al vernos pasar.
Pero unas fotos no sirven para que enredes mi pelo, ni las letras confiesan si me quieres hoy más. No pinto utopías ni frases de viento, te pido que vuelvas a ocupar mi sofá.

5 nov. 2011

menos rojos


Creímos visitar al frío. Ingenuos... Nosotros fuimos su destino. Como una garrapata absorbió toda la sangre y, sin contemplaciones, la tiró por el desagüe. Celsius se lanzó sin arnés al bajo cero tantas veces que las manos olvidaron que un día existió el piel con piel. Ésas que buscan y no se encuentran; no te encuentran. Ésas que aguardan, dedos cruzados, que el oro rojo vuelva.  

26 oct. 2011

alas



Palomas funambulistas.
Desafío a la gravedad.
Inmóviles.
Alféizar y abrigo de plumas estáticas.
Ventanas por decenas.
A quién le importa.
Si el equilibrio falla,
músculo, aire y alas.
Sin arnés.
Sin cuerda.
Sin red.

Paloma.

21 oct. 2011

Hogar, dulce hogar

Me gusta observar a través del cristal a quienes comparten mi dirección e imaginar si nuetras agujas besarán el cero en el mismo destino. Películas de cine mudo con protagonistas sin apellido que, inconscientes de mi curiosidad, se equivocan al cantar la letra de alguna canción o fruncen el ceño ante la punzante caricia de un rayo de sol, que encienden a tientas un cigarillo tras otro o impasibles pierden la vista en los tatuajes discontinuos del alquitrán. Personas, historias; hoy, road to Aguilar.

20 oct. 2011

punto y seguido


¿Sabes? Hoy compré unas cerillas de las que devoran mordazas y unos alicates que al peor grillete le pueden hacer sangrar. Porque no quiero labios ahogados ni brazos atados a la espalda, ni kilos de paciencia que caduquen sin madurar. También guardo hasta que vuelvas el más potente de los explosivos, de ésos que en las películas derriban el rascacielos mayor. Y entonces, cuando inhales de nuevo el aire sin hachedoso, dejaré mi torpeza a un lado y limpiaré los restos de aceite para que no resbalemos más ninguno de los dos.

11 oct. 2011

Brasas



Hubo días de chispas a la sombra de lunes y al son de disparos de ciencia ficción. Mañanas de trenes y andenes vacíos, preludios de un viaje teñido de adiós. Emergen recuerdos, en el tiempo indelebles, de pasos a ciegas, saltos mes a mes. Los palpo y sonrío, y los brazos vacíos recogen las migas que perdimos ayer.

6 oct. 2011

Próxima parada

Tal vez estas vías conduzcan a alguna parte o los raíles decidan amputarse metros y algún andén.
Ya no hay retorno para aquel martes en que te dio cobijo a ti este tren.
Algún domingo, después no, antes, volverá con maleta una sensación.
Y aunque este jueves sepa a muy lejos, compró billete tu retorno eterno y viaja paciente en mi vagón.

5 oct. 2011

los miércoles y seis más




Detesto echar de menos y que nada sepa a sal. Que las manos sientan solas y duela más el alquitrán. Y es que madrugar más de la cuenta sin sentido pesa más y los ruidos trepan alto, hasta que comen el cristal. 

28 sept. 2011

Pasados presentes


Las sábanas ya abrazaron al agua pero se niegan a desprenderse de ti. Y la cama vacía y cansada palpita al son de los versos que puedo escribir. Bajo llave, cautivos, vibran encendidos, pero por hoy sólo queda imprimir un fin.

23 sept. 2011

Pienso, luego existes

Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.

Ingerí tormentas y aguaceros,
me tragué todos mis miedos
y el no saber qué decir.

Reescribí sueños y cuentos
y perfilé nuevos bocetos
con plumas de ésas de escribir.

Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.


Aprendí a tocar tu pelo
y que si se enreda entre mis dedos
no te escaparás de mí.

Saboreé cada momento
temblando, al cuello el tiempo
que nos quedaba por vivir.


Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.

Amaneceres te prometo
de tímidos rayos, de sol atento,
que nos impida más dormir.

Y despertarte al son de besos,
de pies fríos, de chocolate espeso,
de cuerpos locos por salir.

Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.

14 sept. 2011

Cuatro ceros

Pensó en regalarle sonrisas... pero sonreía desde el segundo cero. 
Quiso romper el reloj... pero ya había dejado de existir el tiempo.
Se propuso romper las fronteras... pero sus pieles ya habían devorado los metros.
Y aunque soñó seguir un camino fácil... jamás dieron esquinazo a los retos.



Tal vez se cuenten en decenas de miles también los minutos (mal)gastados en estas líneas. Puede que el reloj haya recorrido menos o, quizás, incluso, el segundero se halle aturdido tras tanto tic-tac. Bienvenidos a quienes comencéis a derrochar en vuelos minutos y dioptrías, y gracias y muchasveces a quienes continuéis llenando el platillo de la balanza con esencia de mariposas. 

1 sept. 2011

Espacio el despacio

Imagino segmentos uniendo fragmentos, imanes de polos de carga dispar. El trazo se encoge a merced de quien quiso que los apuestos opuestos se quieran tocar.
Cuando los más y los menos ya huelen los besos el negro se viste a todo color. Los párpados ríen ingenuos al cielo, no saben que luego los arañaré yo. 

Un agosto

Hace tiempo aparqué sin batería los miedos y desenmarañé cientos de nudos marineros. Induje a tu cuerpo a jugar conmigo a los espejos. Aún no sé si me dejé las uñas en el intento.

23 ago. 2011

Caducos travestidos



Eligió el traje de muda para no gritar y tatuó en su cara de niña una sonrisa perenne. Sólo descansaba tras la puerta que custodian aquellos que engañan, arañan y dañan.  Y claudicó exhausta ante los imposibles contra los que tanto quiso combatir. Sólo su corteza se vestiría de superheroína. 

11 ago. 2011

Buenos días


Mientras las nubes lloraban, curiosa miraba a través de los cristales. Nadie perturbaba el percutir de las gotas sobre los charcos. El tímido repiqueteo sólo se acompañaba de los acordes de su propia respiración y el leve suspiro de quien, junto a ella, se había rendido a los caprichos de la piel pocas horas antes del despertar del Sol. Siempre quiso despertar sin desdibujar una sonrisa. Y sonrió.

2 ago. 2011

Más que milímetros

Los mapas son mundos imitados a escala donde 2π se vuelan sin pestañear. 
Los mundos son mapas esculpidos a escala donde medio π se puede convertir en una inmensidad.
Aunque cualquier frontera deja de ser infranqueable si se le hace frente con el aleteo de una mariposa azul.

25 jul. 2011

probabilidad

Dibujaba círculos en el agua con aquellos diminutos pies. Escribía sinsentidos en la arena con la punta de un alfiler. Esculpía imposibles de vapor con su manía de querer. 

Soñaba, ¡cuánto soñaba! Intenté que se rindiera y, con los ojos tímidos por el sol, suspiró: "No son imposibles los improbables". Y construyó su propio Muelle de San Blas.

19 jul. 2011

...de óxido y hormigón o la ventana que nunca se abre


Arañaba los barrotes con las uñas. Ya perdió toda dentera, demasiados años viendo al óxido devorar. Caminaba lentamente; dos pasos, giro; observando el hormigón que siempre acompañaba sus noches, absorbía sus lunas y carcomía su corazón. Aquel suelo que acunaba sus sollozos noche tras noche y congelaba las entrañas del poco cariño que se aventuraba, cada quién sabe cuanto, a nacer. Y continúa esperando entre esos cuatro muros infranqueables la libertad sin destino ni retorno, sin un dónde ni un ayer, sin mañanas ya bordados ni racimos de porqués.

17 jul. 2011

Historias de jardín

Me impediste ver el sol unos instantes y hasta las piedras me sintieron estremecer. Ni un fragmento de piel quedó impune. Con los rayos arañando tu espalda me explicaste sin verbos que los límites se evaporan si se trata de sentir, aunque aceche la fecha de caducidad. 


"Lo mejor aún está por venir"



Me conformo con bailar
un rato con la felicidad
cantarle un blues, meterle mano
que me de un toque.
Empezar a asimilar lo raro que es todo si no estás
andar así no hay bicho humano que lo enfoque.
(...)

Pereza -Dos gotas

12 jul. 2011

efímero



Le conté que las horas discurrían perezosas, se deslizaban a trompicones buscando el momento idóneo para morir. Ellas lo llamaban nacer.

 


Resulta incomprensible que ciertos tesoros que protegiste con tanto recelo puedan perderse con la misma facilidad con la que se tiran los segundos a la basura - me dijo.

Y la puerta gritó.

11 jul. 2011

Días de cine



Lo que me inspira desde hace cerca de cuarenta y ocho horas pretende intoxicarme, introducirse en mi mente como un virus y empañar todas las historias de pieles encendidas que mi destino (o tú) me permitió escribir. Insiste en torturarme lentamente, arañarme las entrañas y engullir dentellada a dentellada mi corazón. Bien me conocen quienes saben que siempre desprecié toda película que se firma con triste final. Y, con mi propio cortometraje, no iba a ser distinto. 

30 jun. 2011

... alas


Revisaba aquellas hojas con la nostalgia de quien no volverá. Sonreía imaginando aquellas manos menudas desgastando lapiceros sobre cuadernos de papel. Aquella niña que tantas lágrimas obligaba a beber a la almohada no volvería jamás. Voló. Un día creció de verdad, llegó el momento de hacerlo. Guardó sus diademas en un cajón y se vistió con zapatos de tacón para dar un puntapié al mundo. Paso firme y de bolígrafo a binario se convirtió en mariposa. Ahora sólo espera que sus alas no sean invisibles.

28 jun. 2011

Sé que puedo zafarme de tus brazos, desengancharme de tus labios y despegarme de tu piel. Que podría observar tu espalda mientras te alejas paso tras paso y no dejar de disfrutar de la puesta de sol desde un asiento de copiloto. Que podría borrar de mi agenda la cita con tus manos un par de veces por semana y volver a odiar el café soluble como lo hacía ayer. Que borrar nuestra imagen frente a un espejo tras darte todo cuanto siento y sé tampoco sería un imposible. Pero tú que tanto sabes de palabras asentirás cuando digo que qué distintos son el poder y el querer. Y yo no quiero más que no tener que poder. 

24 jun. 2011

Punto y


Pasaría horas en ese asiento de atrás. Eternidades sólo rozándote la mano. Infinitos confesándome a golpe de tinto de verano. 
Jugué, gané y perdí. Me prometí un nunca y simplemente me mentí. 
Aquí espero a que me pidas algo que se convierta en la solución, en unos puntos suspensivos que borren el odioso fin. A que mi suerte vuelva a verme y me cuente que todo era una sucia mentira, una broma pesada, una tragicomedia que se desnudará de tragedia. 
Y ya no me acuerdo de cómo se montaba un puzzle. Litros de pegamento, por favor.

14 jun. 2011

( )

Estarás conmigo entre columnas y fontanas, aunque tal vez no lo creas. 





- Descansen de mí, llegaron mis vacaciones -

13 jun. 2011

Tres letras

Tú me observas a contraluz,
mientras yo voy a tu encuentro.
Por fuera mucho nos quisimos,
ayer lo hicimos por dentro.
Y se me quedan tan cortos los besos
cuando a tus labios, la mitad, los enfrento
que encerraría al reloj y perdería la llave
si así ganase, aunque breve, un momento,
para morderte y dejarte mi huella, locura,
en cada milímetro donde aún no lo haya hecho.




Aquí estamos al fin frente a frente,

nos hemos encontrado,
no hemos perdido nada.
Nos hemos recorrido labio a labio,
hemos cambiado mil veces
entre nosotros la muerte y la vida,
todo lo que traíamos
como muertas medallas
lo echamos al fondo del mar,
todo lo que aprendimos
no nos sirvió de nada:
comenzamos de nuevo,
terminamos de nuevo
muerte y vida.
Y aquí sobrevivimos,

puros, con la pureza que nosotros creamos,

más anchos que la tierra que no pudo extraviarnos,
eternos como el fuego que arderá
cuanto dure la vida.

Pablo Neruda, Mi muchacha salvaje

11 jun. 2011

Más


Más cerca. 

Más minutos, más menos kilómetros, más menos lejos.
Más noches arrugadas, más palos de ciego.
Más manos, más piel, más locos los besos.

Se echaron más que nunca de menos.





Oh la boca mordida, oh los besados miembros, 
oh los hambrientos dientes, oh los cuerpos trenzados.

Oh la cópula loca de esperanza y esfuerzo 
en que nos anudamos y nos desesperamos.

Y la ternura, leve como el agua y la harina. 
Y la palabra apenas comenzada en los labios.

Ése fue mi destino y en él viajó mi anhelo, 
y en él cayó mi anhelo, ¡todo en ti fue naufragio!

Pablo Neruda, La canción desesperada


6 jun. 2011

Charcos de cristal

A tientas tienta a la tentación.
Pero a solas le asola la soledad. 


Pasea vestida con sábanas de agua por donde nadie pueda hacer ruido. Con pasos vacilantes y mirada perdida no sortea los charcos. Los aniquila impasible y rompen a llorar. Y con cada nuevo paso sólo reclama un susurro, una mano en el aire o el tímido aplauso del latir de un corazón. Pero no hay nada. Y no cesa su automatismo infinito, incansable, imperturbable. O eso quiere pensar. 


(No) le gusta cuando callas, porque estás (como) ausente.


5 jun. 2011

Una tarde cualquiera

Estaba tan guapa
cuando fui a verla
aquella mañana
de un mes de abril.
Sabía que un día
aunque no lo quisiera
encontraría sus ojos
sin rendirme a dormir.
Y allí estaba ella,
con la cuchara inquieta,
persiguiendo la espuma
que no logró huir.
Miraba el reloj
alargando la espera,
mientras yo, escondido,
ansiaba decir,
que sin pensarlo haría
que el reloj sucumbiera
a eternidades de fresa
que por ella escribí.

De pronto sonríe,
alza la cabeza
y sus labios se entregan
al muchacho de añil
que enreda sus manos
en su blusa de seda
y sin saberlo me arranca
las entrañas a mí.

Cobarde y a trozos
me doy media vuelta
y grito al silencio
y el silencio a mí.

Eternidades al aire
y vuelta a vivir.

31 may. 2011

Pólvora cerebral

La persistencia de la memoria (Relojes) . Salvador Dalí



El cañón de la pistola ya me presiona la sien. 
Frío como el hielo se proclama mi verdugo. 
Lo que no sabe es que soy inmortal.
- dijo la memoria.

28 may. 2011

Piel, tinta y plumas

Me duele la piel. Se resiente en todos los puntos donde tú decidiste deslizar tu mano. Suave, tibia, poderosa, maestra. 

Si las sábanas hablasen, gritarían por tus brazos. Suplicarían los ángulos de tus piernas y el perfume que se fue. Puede que las paredes entonasen canciones sobre cuatro ruedas o narrasen historias bajo llave y luna. Tal vez la almohada suspirase plumas preguntándose por qué no hoy y decidiese renunciar ante pesos llenos de aire y vacíos de ti.   
Recortaré el futuro en forma de tablas impresas en blanco y negro. Y, sobre este sofá que nos mostró La Toscana, esperaré que lo pintes a todo color. 

26 may. 2011

saliva en los cristales

Edvard Munch, El beso junto a la ventana, 1892

Sólo tuvo que esquivar el cristal para recibir un beso mudo, de noche, de silencio, de hasta pronto. Y aunque leer los labios no era su fuerte no le hizo falta; con el sol del día siguiente los besó y sobraron las palabras. Y desde entonces esperó, cada noche, que un beso se colase a través de la ventana. 

24 may. 2011

Km

- Sólo tienes que confiar en mí.
- ¿Y eso cómo se hace?
- Antes de que desempolves tu pasaporte, lograré enseñarte.
- ¿Y si entonces no consigo separarme de ti?
- Lo harás.

Y lo hizo.  

21 may. 2011

De oro

Contra siete vencimos nuestra propia batalla. Libramos la lucha sin más armas que un saco rebosante de horas y punteros de ratón. Y aunque no celebramos la victoria de esta guerra, sonreímos satisfechos, ilesos y orgullosos. No me hace falta ver cómo portáis una medalla para saber que sois los mejores. Mis mejores. 


Porque, digan lo que digan, "vivir la vida con el corazón, no tiene precio".

17 may. 2011

Psicópatas insomnios

La tentación puede con mis músculos.
- No, no me gustan.
La pólvora huele demasiado cuando reposa tan cerca.
No pude resistirlo.
Dos, silenciosos, por la espalda. Cobarde, sí.

Olvidaré sus reversos mientras cuento las rayas.

11 may. 2011



Cerebralmente muerta.
Creativamente agotada.
En números rojos las fuerzas.
Sin preaviso en huelga las palabras.





Por hoy, más de lo que creí poder escribir. Hasta las teclas pesan más que el Ununoctio. Noctio, noche... Sí; buenas noches.

9 may. 2011

Premio


Hoy no es día de poesía, ni de prosa con mensajes rítmicos. Hoy es día de dar las Gracias. 5.000 gracias. Porque pronto serán 5.000 los pares de ojos que se detuvieron en algún momento en mi blog y decidieron invertir algunos minutos de su tiempo en leer lo que, desde hace un año, escribo. Y, sobre todo, gracias a Julio (http://juliodiaz-escamilla.blogspot.com/), un artista del enlace de las líneas, de los versos, de las palabras que cobran un sentido sólo porque su mano lo consigue y que, en el día de hoy, ha cometido el grave error de señalar esta casa de mariposas en su blog.

Por ello, cumplo con mi obligación, comenzando por tríadas de verdades y mentiras.

Porque me emociono con cualquier muestra de cariño,
porque soy amante de los detalles más inapreciables
y porque si hay una tarea difícil, ésa es olvidar.

Porque todo lo que cuentan mis líneas es ficción,
porque soy una poeta de los pies a la cabeza
y porque odio el jazz y el soul.

Y ahora... es el turno de que yo señale diez blogs. Algunos amigos personales, otros... grandes descubrimientos:


Josi: http://onthewhisperingwind.blogspot.com/

José Luis: http://diariodeimprovisaciones.blogspot.com/

Kynikos: http://detraves.blogspot.com/

Blanca Jiménez: http://salpimientayotroscondimentos.blogspot.com/

Rodolfo Serrano: http://rodolfoserrano.blogspot.com/2011/05/alvaro-dorian-grey-en-su-blog.html

Soltando Letras: http://soltandoletras.blogspot.com/

Baba-Sule: http://exiliateconmigo.blogspot.com/

Carlos: http://unaderealidadpocohecha.blogspot.com/

Pata: http://ceniceroescondido.blogspot.com/

Curi: http://loscuentosdecuri.blogspot.com/


De nuevo, mil gracias. 
Por pasar, por leer y, sobre todo, y a todos los anteriormente nombrados, por escribir.

7 may. 2011

...de tiras y aflojas

Tú tiras, yo aflojo.

Y si aflojas, me dejo las uñas al tirar.

Prohibiré a la rutina tintarse del arte de deshacer nudos.

Pero... ¿y si la cuerda decide quebrar?

6 may. 2011

2 may. 2011

Resaca de domingo


Dos vasos medio llenos sobre la mesa. Sólo un sorbo de agua espera, pero siempre medio llenos. Con punta redonda y tinta de bic escribí una lista interminable de cosas por hacer. Sin punta y tinta invisible enumeré aquéllas que no se ubican en boleras, teatros o alguna escondida exposición. Tal vez en el chroma insertemos un paisaje italiano y recorramos pedaleando algún pequeño pueblo perdido en la Toscana. Puede que, al fin, protagonicemos alguna fotografía sonreída por dos; que recordemos las tardes de sofás y granjas diseñadas en bits disfrutando sobre los adoquines con olor a aceite de oliva. Que el calendario permita que las cuerdas de cuero marrón cuenten quién las trenzó. Que (...)

28 abr. 2011

Invitación

Ven, siéntate aquí,
te guardé un sitio a mi lado,
reservé para ti un cojín
de esos de color dorado
que si los miras así,
con los ojos arrugados,
parecen poder lucir
en lugar de estar bordados.




Ven, siéntate aquí,
te guardé un sitio a mi lado,
te prometo que al fin
no dolerán los clavos
de saber que sin dormir
miden paso tras paso
buscando poder decir
que se juntaron nuestros labios.



Ven, siéntate aquí,
te guardé un sitio a mi lado,
cierra los ojos así,
como si estuvieras soñando
y sin pensar en qué decir
acuéstate en mi regazo,
que ya habla por ti
el tacto tibio de tus manos. 




Aquí.

27 abr. 2011

Shhh

Mañanas de rocas y bicolor de cielo,
sobremesas de diluvios antes de entrar.
Noches de ojos, de labios de fuego,
de manos inquietas que buscan pasar.
Miradas discretas de espera un momento,
de sólo podemos mirar sin mirar,
agónicos labios-mejilla insinceros
que hacen lo que dictan los demás.

Sólo por rozar tu piel un momento
y saber que no puedes esperar más
merecen la pena todos los silencios
que hasta que quieras yo voy a gritar.
Confundido lees algunos de estos versos
intentando a tientas poder descifrar
lo que yo traducido a besos
recito cada vez que me dejas pasar.

Cuando quieras al oído te cuento
lo que no escribo por si logran entrar.

26 abr. 2011

Tiritas para el mal sabor de boca

A veces la sopa se sirve fría, helada. Tanto que produce náuseas. Tanto que la escupirías sin dilación, sin atender a ninguna norma de protocolo, aunque creyeses estar sentada en un cinco tenedores
Entonces, con la boca teñida de amargura, deslizas tu silla lentamente. Lo harías con brusquedad, pero ¿cómo imaginar que, acostumbrada a tanto lujo, iban a pagarte con semejante porquería? Así que, incrédula y pasmada, comienzas a caminar despacio. Tal vez busques una explicación: no existe. La decepción te embarga, sólo te queda eso. No importa que reservemos mesa rosa para cuatro y nos embriaguemos de vinagre y patatas sabor jamón, porque cuatro cerebros tampoco descifrarán el acertijo. Hay jeroglíficos que se escapan de toda lógica, salvo la de quien lo ideó
Aunque parezca imposible poner un parche, hay enfermeras capaces de todo, relaciones públicas que intentarán analizar la situación e ingenieras que diseñarán los vectores del plan de actuación. 
Todo se acaba. Hasta la sopa fría se evapora.

24 abr. 2011

Uno

No apagamos mechas encendidas 
ni diseñamos las porciones del pastel. 
Un año de líneas, historias en rimas,
de enlaces de letras que pidieron nacer.
Un veintitrés liberé a las mariposas. 
Dudo si hace un año o lo hice ayer.



Felicidades, a ambos.

19 abr. 2011

Historias de un martes de abril

Soy directa a mi manera,
especialmente imprecisa,
de las que esconden la cabeza
cuando no les sale hablar.
Prefiero tan sólo mirar,
que te hablen mis pupilas,
y te digan que me da igual
zafarme de quien me asía.
Disfruto con la ironía
y con las frases sin terminar,
con el suspense de qué dirás
si nos ven caminar un día
o si descubren que al pensar
en qué labios besarías
recuerdas que sobre las rocas
las manos todo decían.
Y sin poderlo evitar
se dibuje una sonrisa
cuando hagas tuya una canción
que te presté aunque era mía.
Que se haga más difícil
escapar de mis manías,
que la pasión nos desborde
y que lo que antes solía
ser un sueño o un sinnombre
sean tu risa y la mía.

16 abr. 2011

Velas para ti

Cincuenta y inviernos a tus espaldas; eres hombre de frío y cumbres, de bosques y viajes interminables volante en mano, de aire fresco y bruscas palabras, trabajador como el que más y terco como nadie sabrá jamás serlo. Natural, como la vida misma; y de vida natural

Juntos conquistamos tantas veces el mar... Con mis aún cortas piernecitas lograba flotar hasta donde las olas, para mí, eran rascacielos. Tú podías llegar: también podía hacerlo yo. 

Dicen que heredé tus ojos, almendrados, achinados y, siempre lo pensé, demasiado pequeños. Supongo que lo que importa no es el tamaño, si no cuánto y qué son capaces de recoger en su interior. Y brillan, mucho. Sonríen; amenazan con desaparecer y se convierten en dos finas curvas sobre una descarada dentadura. No me hace falta apartar los párpados para saber que están poblados de destellos.

Hoy las rimas se me escapan y la prosa perfecta surge con laxitud, pero quise dejar mis velas encendidas en forma de enredado abecedario sólo para ti: Una de mis mitades... o yo una de las tuyas.

Felices años futuros, que sean muchos.

15 abr. 2011

Paranoias de un viaje en tren, 2/2

Qué grises son esas vidas
que laten contando los días,
que resumen su emoción
en lo que otros les confían.
Que se nutren de secretos,
de retales que otros tiran,
y si su corazón palpita
es si otro por él respira.
Que viven a través de ti
o de esta vida que digo mía,
que no hallan mejor atracción
que el tropiezo de quien camina.
Parásitos de vidas ajenas,
okupas del día a día,
que a pajita y sin discreción
se beben lo que otros vomitan.
Podrán sentir rencor
las víctimas de estas ladillas,
pero a mí me inspiran lástima
los envases de vidas vacías.