23 sept. 2011

Pienso, luego existes

Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.

Ingerí tormentas y aguaceros,
me tragué todos mis miedos
y el no saber qué decir.

Reescribí sueños y cuentos
y perfilé nuevos bocetos
con plumas de ésas de escribir.

Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.


Aprendí a tocar tu pelo
y que si se enreda entre mis dedos
no te escaparás de mí.

Saboreé cada momento
temblando, al cuello el tiempo
que nos quedaba por vivir.


Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.

Amaneceres te prometo
de tímidos rayos, de sol atento,
que nos impida más dormir.

Y despertarte al son de besos,
de pies fríos, de chocolate espeso,
de cuerpos locos por salir.

Y me preguntas en qué pienso,
cuando el cien por cien del tiempo
lo invierto en pensar en ti.

1 comentario: