1 sept. 2011

Espacio el despacio

Imagino segmentos uniendo fragmentos, imanes de polos de carga dispar. El trazo se encoge a merced de quien quiso que los apuestos opuestos se quieran tocar.
Cuando los más y los menos ya huelen los besos el negro se viste a todo color. Los párpados ríen ingenuos al cielo, no saben que luego los arañaré yo. 

1 comentario:

  1. No siempre los contrarios se repelen y hasta en la gran diferencia puede haber una gran atracción.
    Besos reencontrantes!

    ResponderEliminar