28 sept. 2011

Pasados presentes


Las sábanas ya abrazaron al agua pero se niegan a desprenderse de ti. Y la cama vacía y cansada palpita al son de los versos que puedo escribir. Bajo llave, cautivos, vibran encendidos, pero por hoy sólo queda imprimir un fin.

2 comentarios:

  1. Despedidas, siempre duelen y como tardan en desaparecer

    ResponderEliminar
  2. Una prosa suave, tierna, añorante. Bien llevada la palabra y resuelta con ingenio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar