24 abr. 2011

Uno

No apagamos mechas encendidas 
ni diseñamos las porciones del pastel. 
Un año de líneas, historias en rimas,
de enlaces de letras que pidieron nacer.
Un veintitrés liberé a las mariposas. 
Dudo si hace un año o lo hice ayer.



Felicidades, a ambos.

2 comentarios:

  1. A pesar del mensaje encriptado que puede haber, llega.
    Tengo la extraña sensación de un sentido distinto cuando me poso en esta página. Un sentido acentuado por la esencia de lo que perdura.
    Gracias por estar: yo continúo y me llevo un pequeño pedazo en forma de letras e imágenes.
    Volveré.
    Un beso, lejana amiga!

    ResponderEliminar
  2. Una dedicatoria con un dejo de mordacidad e ironía -ya ves cómo somos los lectores, a veces damos otra significación a lo escrito-, y dentro de la sublimidad adyacente hay una valentía honrosa. (puedo estar muy equivocado, por supuesto)
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar