25 jul. 2011

probabilidad

Dibujaba círculos en el agua con aquellos diminutos pies. Escribía sinsentidos en la arena con la punta de un alfiler. Esculpía imposibles de vapor con su manía de querer. 

Soñaba, ¡cuánto soñaba! Intenté que se rindiera y, con los ojos tímidos por el sol, suspiró: "No son imposibles los improbables". Y construyó su propio Muelle de San Blas.

2 comentarios:

  1. Melancolía a paletadas, aunque es imposible Vivir sin aire.
    Un beso, chica atareada!!

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, logras hacer que las imagines de lo escrito me llegen como fotos a las manos.

    Un abrazo del chile de Allende.

    ResponderEliminar