28 dic. 2010

Inocente, inocente

La inocencia del veintiocho se bate en duelo con la realidad. Los muñecos de papel rivalizan con tubos de hierro cargados de magnetismo que dictaminan el futuro que vendrá. Las bromas baratas de manual compiten con ceremonias que deberían aplazarse por Navidad.



Se va el veinte diez. Vestido de gala reposando en el armario. Mil besos puestos en espera hasta el cercano día uno; novecientos noventa parecerán fabricados el Día de los Santos Inocentes.

27 dic. 2010

Aún no he visto deslizarse los copos a través de mi ventana ni a Papá Noel olvidando algún regalo a los pies de mi chimenea. No he escuchado villancicos por las calles ni las risas de los niños incansables al jugar. Pero estamos en diciembre y, si lo dice el calendario,... me creo que es Navidad.

Navidad, esa época de derroche innecesario, de un Corte Inglés de oro que te invita a comprar. 
De cantidades ingentes de comida y de sonrisas de mentira que son protocolo en Navidad. 
De billetes que vuelan en los cajeros y de mantas que no salen de ellos, porque para algunos no hay Navidad. 






Desenchantée

25 dic. 2010

Na, vi, dad.

- No la llenes más, apenas me gusta.
La bebo de un trago y vuelta a empezar.
Las burbujas ascienden como el paracetamol de los domingos por la mañana.
El oro líquido se desliza lentamente haciendo desbordarse a mis lagrimales.
Las copas vibran y rechinan al encontrarse.
Los deseos procuran no ahogarse con las penas.
Papá Noel no encontró nuestra chimenea o tal vez sea un número más en la lista del Inem.




Déjame esta noche soñar contigo. 
Déjame imaginarme en tus labios los míos. 
Déjame que me crea que te vuelvo loca. 
Déjame que yo sea quien te quite la ropa.
Zenet

23 dic. 2010

Tan convencido estoy de que no existes 
que te aguardo en mi sueño para luego.

Mario Benedetti




Amaneció el reloj con el seis dibujado al revés. Sus ladridos perturbaron esa muerte pasajera. Sus maullidos acabaron con mi producción irracional. Sus gruñidos espantaron a mi propio mundo de las ideas. Y su colosal boca se tragó todo ápice de recuerdo que pudiese mantener en mi ya defectuosa memoria.
Y aunque no sé lo que pensé, aunque no recuerdo lo que soñé y aunque no soy capaz de dibujar aquello que imaginé, soy capaz de soñar despierta, soy capaz de imaginarte con los párpados en flexión y de perfilar cada uno de tus ángulos sin lápiz ni papel. Porque, ya lo dijo Calderón,  que toda la vida es sueño y... los sueños, sueños son.

22 dic. 2010

Pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.


Anoche abrí la puerta a un nuevo vecino.
Un nuevo compañero de noches a quien sin pensarlo di asilo.
Dice que versos compone, que yo aún no los domino.
El señor Benedetti y lo bello de ese sentir escondido.


Volveré temprano. Te traeré la aurora y, para tu espalda, polvo de mariposa. Si nadan estrellas hoy bajo tu ropa, allí estaré yo. Y si te despiertas antes de que salga el sol y algo se enreda en tu pecho, ese seré yo.
Ismael Serrano

21 dic. 2010

Las margaritas deciden no vivir en invierno. El frío corrompe todo lo que encuentra, hasta el espíritu si se deja. 



Dónde quedó el mercurio por las nubes, 
cuándo permitió el sol que le vencieran las nubes.
Por qué se esfumaron los abrazos de tu cama,
cuándo se olvidaron de la piel tus sábanas.

17 dic. 2010

Cuando nace una mañana - o la noche que nunca vuelve -

El sol se cuela entre las rendijas sin llamar. Los rayos tímidos acarician las cortinas y llegan a nuestra piel recordándonos que la noche no es eterna; la luna no trabaja veinticuatro horas, llegó su hora de descansar. Comenzaron ya a respirar los minutos de este diecisiete único.


16 dic. 2010

Esperar algo con ahínco hace que las agujas giren imperceptiblemente de forma más pausada de lo normal. Imperceptiblemente para la vista, perceptiblemente para el deseo. 
Sólo algunas horas transcurrirán hasta que, al fin, disfrute de ese pájaro eléctrico que en menos de una vuelta de reloj me permitirá disfrutar de las notas, los acordes, los brincos, los gritos de quinceañeras enloquecidas - quién sabe si me transformaré en una de ellas o si haré todo lo contrario que disfrutar.

Espero trasladarme sobre esos adoquines que algún día ya pisé, disfrutar de aquel regalo que un día merecí y de aquellas letras que bajo el agua tantas veces tarareé. Maleta en mano, pequeña al lado... Sólo queda esperar, sólo esperar.

Y es que... la espera desespera.

13 dic. 2010

Cierto, es lunes.

Puedo narrar la crónica de cierto lunes por la mañana. Cierto aniversario de cierta personita que decidió hacerse con un miembro de la familia Anatidae para escribir un capítulo más a su aún cuasi-adolescente vida. Cierto lunes por la mañana.

Cierto lunes, lunes y trece. Enhorabuena a quienes creen en lo maléfico de los gatos negros.

Cierto lunes, lunes de niebla, lunes de blanco... lunes de lunes. Lunes de lo esperado, lunes de lo planeado...
Cierto lunes de cama para uno, de sábanas frías, de cafetera vacía... Lunes, no luna. Simplemente, otro odioso y rutinario lunes. 

 

Se percibe con nitidez: adoro ciertos lunes, es cierto.

12 dic. 2010

Besos de mariposa

Cuando ni un centímetro de la piel se conserva intacto y no existe ningún poro que no se haya estremecido...
Cuando aparece la incertidumbre de qué será lo próximo o de si no se dibujará ninguna equis más en el calendario...

No es necesario fusionar los labios para besar. Algunas mañanas basta con descubrir los besos de mariposa.



11 dic. 2010

Como si fueran burbujas de champagne francés

No existe un paseo por las nubes sin montones de polvo que emborronen el camino. Es curioso que una puñalada en un oso de peluche sea capaz de derramar sangre como lo haría un valiente soldado en el campo de batalla.
No logro comprender por qué se activa el freno cuando debería pasar a la quinta velocidad, ni por qué la nube de polvo me impide salir de mi guarida cuando es posible que fuera luzca el sol.
Suficiente por hoy. El punto y final lo ponen los restos de champagne.

… Y yo no tengo la culpa, de ser más yonkie cada vez de tus taras y tus multas, de tus pies …

mariposa burbuja

7 dic. 2010

Paranoiame, yo

En ocasiones sólo atina a componer tríadas confusas, opacas y casi inertes. Otros días es consciente de la perfección de lo imperfecto, de lo atractivo de lo extraño y de lo apasionante de lo desconocido. En algunos momentos siente la alegría por lo terrible, la añoranza por lo cercano y la atracción por lo nauseabundo.
Lo aparentemente evidente se disloca cuando un cerebro fluye, vive, siente y piensa. El efecto de acción-reacción no es tan predecible cuando la creatividad se viste de gala... y a mí me encanta ser elegante.

4 dic. 2010

No puedo imaginarme despojarme del abrigo sin disfrutar de ese par de cafés o de la infusión con cierto toque anaranjado que humeaba entre mis manos a eso de las seis. 
Caminar sin rozar el cero se antoja complicado si no beso la bufanda y me enfundo esos guantes que cierto día me encontré.
Préstame tu brazo, apodérate del mío, compartamos el calor y caminemos bajo este cielo libre de aviones por hoy. ¿No te das cuenta? No nos miran, nadie nos observa, disfrutemos de la niebla.

2 dic. 2010

- Y los sueños... ¿qué son?
- No busques, no son más que eso, sueños.

No pienso consentir que una amarga noche me arruine las horas de lo que puede nacer como un dulce día, ni que las saladas legañas me impidan disfrutar de toda la ácida emoción que me ofrece el hecho de ser yo. 
Ya ves, yo capto uno a uno los sabores, no los excluyo, los exprimo, y los disfruto sin pudor aunque no me guste la miel. 
Porque nada sabe amargo si vives al cien por cien.