2 dic. 2010

- Y los sueños... ¿qué son?
- No busques, no son más que eso, sueños.

No pienso consentir que una amarga noche me arruine las horas de lo que puede nacer como un dulce día, ni que las saladas legañas me impidan disfrutar de toda la ácida emoción que me ofrece el hecho de ser yo. 
Ya ves, yo capto uno a uno los sabores, no los excluyo, los exprimo, y los disfruto sin pudor aunque no me guste la miel. 
Porque nada sabe amargo si vives al cien por cien.

2 comentarios:

  1. ole que chulo!!!! te doy la dirección de mi blog para que me metas en el blogroll!!Jejejejje www.eurored.wordpres.com jejejejjejeje (por cierto soy Elena)

    ResponderEliminar
  2. wei Elenaaaa!! me alegro de que te haya gustado.
    No sé qué pasa... pero de esa web me traslada a otra un tanto... extraña.... jaja, tendremos que concretar, que aquí algo pasa!

    ResponderEliminar