27 dic. 2010

Aún no he visto deslizarse los copos a través de mi ventana ni a Papá Noel olvidando algún regalo a los pies de mi chimenea. No he escuchado villancicos por las calles ni las risas de los niños incansables al jugar. Pero estamos en diciembre y, si lo dice el calendario,... me creo que es Navidad.

Navidad, esa época de derroche innecesario, de un Corte Inglés de oro que te invita a comprar. 
De cantidades ingentes de comida y de sonrisas de mentira que son protocolo en Navidad. 
De billetes que vuelan en los cajeros y de mantas que no salen de ellos, porque para algunos no hay Navidad. 






Desenchantée

1 comentario:

  1. Personalmente, hace tiempo que me vacuné de la Navidad. Ahora sólo tengo ligeros síntomas que se me pasan rápidamente.
    Feliz 10+1 y un beso, amiga!!

    ResponderEliminar