31 ene. 2011

Jugo

Mi tez pálida, suave y ligeramente pecosa se torna rosada con el reflejo de la manzana. Es difícil disimular cuando la pomme se muestra limpia, jugosa y reluciente, al alcance de la débil mano de una vulgar mortal como yo. 

La frescura que recorre mis dientes cuando la taladro sutilmente desencadena la tentación más plena y visceral; el placer absoluto y la adicción más inevitable a los que jamás imaginé enfrentarme.

La historia de hoy no tiene final. Aún no he llegado al corazón de la manzana. 

30 ene. 2011

Sin pensar

A veces las mariposas pierden las alas, sí, son vulnerables, frágiles, mortales...como tú y como yo. Por un momento se convierten en caducas, se les acaban las primaveras, el otoño las sorprende y se olvidan de lo que es volar.

Mis alas son fuertes, rígidas, dinámicas y poderosas. Hace tiempo que mis huesos no sufren uno de esos otoños. Mientras tanto, haré que pases menos frío hasta que termine el tuyo. Apóyate en mis alas, no es necesario que revivas lo que se siente al besar el suelo.

29 ene. 2011

Las migas





La piel extasiada de tanto sentir sólo anhela disfrutar de nuevo de su adicción. Calmar el mono con esas huellas dactilares, con esos diez que un día se presentaron sin previo aviso y decidieron volver de visita de vez en cuando y sin necesidad de un porqué.

Las sábanas descansan aturdidas tras el huracán. 
El calor las abrasó. La luna las revolvió. Las mimaron las estrellas. Nos descubrió el sol.

25 ene. 2011

Impasse

 
 
La estética es la disciplina que define teóricamente la belleza. 
Aglutina lo bello y el arte.



Lo siento. Discrepo.
La belleza se siente, se observa, se admira... pero no se define. Ocurre lo mismo que con la suerte. La suerte se disfruta, se envidia, se tiene o no se tiene, se anhela, pero ¿no es absurdo definirla?

Espero que mañana sea la suerte quien defina la belleza en un pedazo de papel.


Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida; nunca pienses en
la suerte, porque la suerte es:
el pretexto de los fracasados.

No culpes a nadie, Pablo Neruda.

21 ene. 2011

Las cuatro letras

Cierto día tus labios se abrieron. Es lo que suelen hacer cuando pretenden silbar y se hacen pequeñitos, o cuando quieren bostezar y los tapas vergonzosa con la mano derecha. En esa ocasión, pronunciaron las cuatro letras que no he olvidado. Me llamaste loco; sí, lo hiciste.
Una pena que consideres que loco es sinónimo de soñador, que pensar y afirmar cosas que se antojan imposibles determinen que tiré la cordura a cualquier contendor. Sabes que yo reciclo y que no existe lugar para deshacerse de las cosas buenas de la vida... y soñar es bueno, ¿qué puede tener de malo la imaginación?

Tú ahora lo sabes bien. El realismo constante se ha comido tus entrañas y tu mirada sólo escupe color gris. La tristeza del día a día se ha apoderado de esos ojos que un día brillaron para mí.

Aprende a ser como yo, aunque tú misma pienses que estás loca.

19 ene. 2011

- de imposibles y locuras intransitorias -

No me mires con esa cara de incredulidad. Yo siempre fui así. Aquel que gritaba a los cuatro vientos que sabía volar, aunque nadie lo creyese. Que era capaz de respirar bajo el agua durante infinitas vueltas de aguja o atravesar cualquier muro sin sufrir ni el más superficial rasguño. Ése que consiguió descubrir el mundo paralelo donde nunca llueve porque el agua no es vida, porque la vida es vida por sí misma, porque no entiende de fotosíntesis ni de cáncer de pulmón. Aquel que nunca escribió en su diario los sufrimientos de cierto día, porque manejaba diccionarios donde dolor no tenía acepción.

- Estás loco.


16 ene. 2011

Stand by

 
Hoy me he propuesto dar vida a un nuevo texto con la esperanza de que los dedos marcasen el ritmo por sí mismos, como siempre lo hacen, al son de cada elemento que ronda y completa la maraña de ideas que tejen mi aún joven - o eso dicen - cabeza.


La búsqueda de un tema, un topic, un argumento que desgranar en esta víspera de triste lunes - triste domingo - no ha sido fructífera. El motivo no es que me declare insolvente de inspiración o de realidades que perfilar; la causa es que son tantos los conceptos que circulan por las autovías de mi consciencia que necesitaría días para desmenuzarlos todos. O tal vez no precise ni un milímetro de espacio por su banalidad y su escasa trascendencia. O tal vez sean tan relevantes que plasmarlos en el lenguaje de los mortales sería desmerecer su importancia real.

Escribo desde
La ciudad que solamente ofrece nieblas a través de la ventana.
Esta cárcel de las letras y la celulosa en la que no circula el aire puro.
Los deprimentes días que sólo despiertan deseos de un transcurso de los minutos más veloz.
Las teorías que se agolpan en mi memoria a corto plazo. A largo no, eso ya lo sé yo.

Maldito seas, Enero.



14 ene. 2011

Autoestúpida

Autoconvencerse. Qué decisión tan estúpida. Inconsciente normalmente, pero eso no evapora ni por un momento lo absurdo de intentarlo.

¿Se puede ser más estúpida y absurda?





13 ene. 2011

Las neuronas enlazan sus terminaciones sin control, dendritas y axones al servicio del azar, un azar que no controlo, un azar cuyo mecanismo desconozco y no descifro. Necesito que se detenga.
El azar muta y se convierte en un proyector. Las imágenes circulan fotograma a fotograma. 
No quiero recordar.  
No eso. No hoy. No ahora. 
No quiero disfrutar de los recuerdos. Déjame disfrutar de lo que mañana podré recordar; porque hoy, ahora, en este instante, en este milisegundo insignificante para el resto del Universo, es donde debo - o siento que debo - querer estar.

10 ene. 2011

De maullidos y sueños varios

 
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.
Oda al Gato, Pablo Neruda.






Retratos felinos que enredan los sueños,
maullidos dispares que alteran enero,
la traición amenaza uñas en mano
mientras elude veloz mis párpados

A falta de uno fueron cuatro. Irrumpieron en mi noche sin avisar. Con aspecto dócil se acercaron a mi onírico avatar y lo acariciaron sin miedo. "Yo" los cuidé, "yo" los atusé, "yo" los alimenté... lo que no sabía era que estaba amamantando los puñales que pronto se clavarían en mi espalda.



8 ene. 2011

Nimiedades de una tarde de invierno

La lluvia inundaba sus zapatos,
pero no importaba.
La noche empañaba sus ojos,
pero no importaba.
El viento taladraba sus oídos,
pero no importaba.
El frío entumecía sus poros,
pero no importaba.


Lo que tenía aferrado a su cuerpo era lo único que importaba.


3 ene. 2011

Hoy tengo ganas de ti.

De sofás que irradien descanso y de películas en versión original. 
De labios manchados de chocolate caliente y de besos que acaben con lo que quiso sobrar.
De mordiscos de fresa y caricias de nata; de tardes dulces, dulce Navidad.
De brazos que arropen la piel resfriada y de ojos que sueñen sin poderlo evitar.


Aún no he escuchado el repique de campanas, supongo que tendré que esperar.

de 10 + 1 y escribo porque me toca

Discúlpeme once por no darle antes la bienvenida. 

Finalizaron los 365 que parieron mis 22, mi 4º curso, mis primeros susurros en la FM, mis manos acariciando la arena saharaui... y mis novatas letras en este blog.
La experiencia se gana con el tiempo. En abril vieron la luz mis primeros pensamientos, esos pedacitos de recuerdos y experiencias que antes sólo eran para mí. Y aunque la ficción se sumerja de vez en cuando en ellos, siempre hay un "entrelíneas" donde me desnudo sin quererlo decir.

Sólo puedo agradecer ese par de mil de ojos que han seguido las líneas, que han observado la trayectoria de las mariposas y que han logrado que escribir sea aún más gratificante para mí. 

Acabó el 10. Acabó el año de estreno. Se cerraron muchos capítulos que han protagonizado varios pedacitos de este libro virtual. Continúan abriéndose otros muchos, las sensaciones nunca mueren. Yo seguiré invirtiendo mi tiempo en plasmarlas, si no les importa.