24 mar. 2012

sin nudo


Igual que te creo te destierro. Génesis y Apocalipsis en un puñado de líneas. Lo absurdo de escribir cuando no se tiene nada que decir.

13 mar. 2012

Otra vuelta

Cuántas veces la vida inicia nuevas partidas. Reto tras reto; truco o trato; piedra, papel o tijera; y vuelta a empezar. Parece que nunca podrá ser más difícil. Que no existe ciclo del agua cuando se trata de lágrimas.
Mentira. La vida es perra, muy perra. Fiera y carroñera. Pero la domaremos, una vez más, te lo prometo.

12 mar. 2012

Felices felicidades

Experiencia y primaveras cargadas a tus espaldas.
Caminar se hace más duro cuando el diario se escribe con lágrimas.
Sufrir es tu condena, más que nadie, nunca nada.
Pero se sufre porque se quiere. Y tú lloras porque amas.

Piel de seda y carácter de lana.

Quién imagina un mundo sin ti, sin tu sonrisa y sin tu manta.
Sin recorrer pistas de hormigón buscando la meta en la que esperabas.
Sin bocadillos bajo el sol y tardes de juegos de palabras.
En la vida jugaste tus cartas. La partida ya está ganada.

Sólo espero que soples velas hasta que a mí me cueste contarlas.



Multitud

Dio el último trago a su soledad, entre sus manos en forma de copa de vino. Y prometió a su acompañante que no volvería a beber. Qué más daba, si nunca había testigos.

8 mar. 2012

Reina

Nueve meses más veinticuatro horas para esculpir un ser más. Para engordar la lista de sonrisas en días como hoy y de sonrisas propias en hojas de calendario como las de mañana, hace un año o dentro de un mes. Elegiste darme la bienvenida sin pedir permiso al mundo, regalarme cinco sentidos para disfrutar y sufrir la vida y no descansar un solo día en tu afán por llenarme de algodón el corazón. Ya sabes... En el paquete, junto a aquella ranita, apareció la tara de quien se queda con la boca seca - y las pupilas - al relatar alguna emoción. Sí, la boca seca, pero si no hay sonidos buenas son las letras, y ésas son parte de este todo tuyo que es mi yo. Por eso, mujer más increíble del mundo, me falta tinta y más aún días para hacerte sentir como te siento yo: del mundo entero La Mejor.

2 mar. 2012

Surrealismo

Nuevo día sabido caduco y legañas de los residuos de la noche. 

Cientos de descensos retorcidos, 
sólo con piel adheridos, 
cintas de raso, debajo alquitrán.
Miles de individuos, 
en algún tiempo conocidos, 
pendientes de aquellos hilos 
que invitaban a jugar.
Un ladrón o un asesino, 
cuchillo de enorme filo. 
Murillo se cuela frente al cristal.
Y tu yema escoge un destino. 
El cuello de tacto fino. 
La azafata que supo ganar.
Mientras yo bailo y no coordino. 
Pasos tristes y anodinos. 
Decides dejar de jugar.

Salvador Dalí, uno de los máximos exponentes de la pintura surrealista y del arte más onírico, posa para el fotógrafo Philippe Halsman en esta estrambótica instantánea de 1948.