8 mar. 2012

Reina

Nueve meses más veinticuatro horas para esculpir un ser más. Para engordar la lista de sonrisas en días como hoy y de sonrisas propias en hojas de calendario como las de mañana, hace un año o dentro de un mes. Elegiste darme la bienvenida sin pedir permiso al mundo, regalarme cinco sentidos para disfrutar y sufrir la vida y no descansar un solo día en tu afán por llenarme de algodón el corazón. Ya sabes... En el paquete, junto a aquella ranita, apareció la tara de quien se queda con la boca seca - y las pupilas - al relatar alguna emoción. Sí, la boca seca, pero si no hay sonidos buenas son las letras, y ésas son parte de este todo tuyo que es mi yo. Por eso, mujer más increíble del mundo, me falta tinta y más aún días para hacerte sentir como te siento yo: del mundo entero La Mejor.

1 comentario:

  1. Hermosa forma de dar las gracias tiene ese ser esculpido. Traduce cariño y veneración.
    Felicidades a todas las mujeres por ser guía en momentos de sombras.

    Estas invitada a: "Imágenes replicadas"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Un abrazo

    ResponderEliminar