12 mar. 2012

Felices felicidades

Experiencia y primaveras cargadas a tus espaldas.
Caminar se hace más duro cuando el diario se escribe con lágrimas.
Sufrir es tu condena, más que nadie, nunca nada.
Pero se sufre porque se quiere. Y tú lloras porque amas.

Piel de seda y carácter de lana.

Quién imagina un mundo sin ti, sin tu sonrisa y sin tu manta.
Sin recorrer pistas de hormigón buscando la meta en la que esperabas.
Sin bocadillos bajo el sol y tardes de juegos de palabras.
En la vida jugaste tus cartas. La partida ya está ganada.

Sólo espero que soples velas hasta que a mí me cueste contarlas.



1 comentario:

  1. Felicidades. Porque a tus palabras se lo merece
    "Que soples velas hasta que a mi me cueste contarlas" ¡Que hermosa y tierna frase!

    Besos

    ResponderEliminar