19 dic. 2016

Melatoless

No sé qué ocurre en mi cabeza las noches en las que el sueño decide esquivar mis sábanas. No le importa si recurro a ayuda de terceros. Ni si devoro tinta triste para no pensar. Tampoco las notas azules son capaces de atraer los bostezos de verdad. E ignora el titilar de las llamas frente a las estrellas.
Agua caliente y aromas, larva de algodón. Hasta que Oniria conquista a Insomnia por un par de insignificantes horas.
Y vuelta a empezar la vida. Y vuelta a sobrevivir al día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario