22 oct. 2016

Y me llevo una

Hoy he soñado contigo. Normalmente lo hago despierta, 24/7, pero esta noche decidiste hacer guardia, como si de pronto no hiciera falta la cobertura.
He soñado que estábamos en Serbia. Fíjate, Serbia. ¿Cómo es posible recrear en un sueño un lugar en el que nunca has estado? Pues nosotros estuvimos hace unas horas. Volando por sus calles. Sí, volando.
Serbia y volar. Dos conceptos tan lejanos como ahora me resulta volver a verte. Solamente han pasado diez. Aún debemos contar hasta veinte.
Y después quién sabe hasta cuántos. Y de eso va la vida, de contar para poder seguir contando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada