20 ene. 2016

Hacia arriba

Pienso en ti y veo mermelada de naranja en la punta de tu nariz. Y me veo a mí riéndome una vez más, aunque se celebre bluetuesday en Madrid. 
Descorcho una nueva botella de champán para celebrar que te echo de menos y que lo sabes, aunque invierta en ello menos voz de la que debería. Aquí está mi voz. Viajará en forma de enlace hasta tus ojos y se convertirá en lectura para antes de dormir, igual que lo son mis historias de cojín - sin g - cada noche. 
Y es cada noche cuando pienso en lo favorecedor del color vela cuando se proyecta perpendicular a ti, en el síndrome de abstinencia que siente mi espalda desde el último encuentro con tus manos y en lo bien que sonará la música en blanco cuando se escuche entre dos. 
Siento vértigo al escalar otra pared que no sea la que acaba en tus pestañas, pero hemos venido a jugar. Haremos cumbre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario