13 oct. 2015

A 11

Arranca esta semana huérfana de lunes, el que ya ha se ha esfumado de la docena que anoche hacía toc toc tras la puerta a la que nunca llega el otoño. Los días ahora se cuentan por los que quedan hasta llegar a Monteperdido. Las manos ocupan las horas reforzando las estrellas para que siempre esté todo listo. Los látigos han dejado de sangrar y la distancia se mide en alas. Y es que la vida es mejor sin lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario