4 jul. 2015

La mujer de verde

Se va. Se evapora. Ahora vive, de pronto expira. Y la vida pierde al líder de los sentidos.
Vida, sustantivo, femenino, singular. Todo lo sustenta, aunque con el género es fácil discrepar. Pero si es algo es singular.
Y es que cuando una termina, todas las demás continúan, aunque sea llevadas por la inercia.

Nada acaba para quien no ha acabado. Pero todo se extingue cuando la toalla besa mármol. Por eso nunca hay que despojarse de los guantes de boxeo. Y que gane el combate la que va de verde. Creo que se hace llamar esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario