4 nov. 2014

Cántame

Hoy he leído sobre la enfermedad nacida de la ausencia. Sobre las náuseas que florecen bajo el hedor a soledad. Sobre el dolor en las entrañas cuando las manos reparadoras se construyen a base de noches insomnes. He leído sobre el abono, pero no sobre ése que hace más bonita la primavera, sino el que engulle cualquier ápice de perfume. 


Y he pensado en lo fácil que es cantar a la pena, en lo extraño que es vivir sin ella, en lo hermoso que dejaría de ser el mundo si no existiera.

La pena es la sangre de los cantautores

No hay comentarios:

Publicar un comentario