11 abr. 2014

La eterna búsqueda

Así es la raza humana. Siempre aspirando a la realización personal, a esa plena satisfacción que nos venden en las películas a 3,90€ un martes por la noche, a esa sonrisa estúpidamente feliz que se dibuja en cada esquina de un reportaje de París.
Y no. Porque en el fondo todos somos una Amelie a falta de cinco minutos de proyección. Porque puedes haber logrado el que un día fue tu sueño y darte cuenta de que una línea en negrita en un papel con foto no es lo que te hace meterte sonriendo entre las sábanas. 

Así es la raza humana. Eternamente insatisfecha. Y quejarse es gratis señores, mucho más barato que un psicólogo, igual que escupir líneas en un blog.

2 comentarios:

  1. Me alegro que no hayas alcanzado (aún) tus metas.

    Experimenta, sal, prueba, viaja, conoce, falla, arriesga...vive.
    Cáete y vuelve a levantarte. "Mis golpes son mis MBA" nos dijeron una vez en Iniciador. Desde que la oí, me la repito todos los días. Es una gran terapia. Y un gran estímulo.

    Luego vuelve a mirar atrás y pregúntate si cuando decías haber alcanzado "tu sueño" lo era. O sólo era un espejismo; un reflejo de un acomodo temporal.

    La vida es una búsqueda de equilibrio entre la satisfacción personal y la profesional. Apostar sólo por una es renunciar a la otra.

    No te conozco, pero por lo que te he leído, creo que tienes un gran potencial profesional. No digas "hasta aquí", hasta que tu otra parte, lo personal, te lo pida.

    ¡Sigue adelante!

    ResponderEliminar
  2. como gratis es también avanzar al paso de lo que otros escupís.

    ResponderEliminar