30 ene. 2014

Licencia de cierre

Pintura de Francis Bacon

Las cortinas son la última barrera para paralizar la realidad. Las ventanas se opacan, como dirían en aquellos paraísos del sur que ya empiezan a vestirse de gala para la bienvenida. El tráfico se detiene, como si una onda expansiva hubiese engullido la ciudad. La bomba la crearon cuatro, o veinte, según se mire; impacientes, inquietos, anhelantes, insaciablemente expectantes. Desesperación tras la esperación. Las licencias existen al escribir siempre que se autoconcedan. Y las licencias existen para vivir siempre que las cortinas se cierran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario