20 feb. 2013

De cómos si llegan los cuándos

En ocasiones el bulto crece tanto que su peso dibuja rectas sin fuerza en la columna vertebral.
Cómo despedirte de quien ha descubierto quién eres y por quien has vestido a diario tu mejor versión.
Cómo dejar de sostener parte de su peso, de proteger su ya curtida espalda, de curar sus llagas con abrazos cada hora en punto.
Cómo volver a mirarse al espejo y ver una única imagen, la de quien habrá partido, pero no sólo en el sentido de "ir".
¿Cómo se sigue viviendo sin todo aquello que te ha enseñado a vivir?

2 comentarios:

  1. me ha llegado este texto en un momento que lo pensaba pero no lo sabia decir. Hermoso, preciso.

    Saludos, Nahuel.

    ResponderEliminar
  2. ¿como? explícamelo...
    que bonito... conmovedor¡
    un besazo

    ResponderEliminar