1 sept. 2012

Diario

Recuerda cuando alimentábamos gatos con sobras de un festín y te enorgullecía caminar entre los verdes de tu cosecha. Por aquel entonces el lunes se dormía con CSI y la chimenea iluminaba las sobremesas.
Recuerda cuando no me conocías, cuando creí ser pluscuamperfecta. Cuando en las noches no cabía dormir y se colaba en tu colada mi camiseta.

A veces imagino que tejo canciones con los versos que pululan en mi cabeza. Si supiera cantar los gritaría. Como no sé los susurro a escondidas antes de quedarme dormida. Buenas noches, peores días.

1 comentario:

  1. No hace falta saber cantar, solo grita si es lo que necesitas.
    cariños....

    ResponderEliminar