13 sept. 2012

caperucita

La pena es una tela que engulle los porqués.
No preguntes. No insistas. Ya nada es lo que fue.


- Lo que fue.

- ¿Qué fue?

- Se fue.

- ¿Por qué?

(...)

- Por la puerta grande. Escogió el rojo sangre.

- Y no fue la primera vez.


4 comentarios: