11 jun. 2012

Hasta cero y desde cero

Cada día observa una nueva cicatriz. Dibuja en azul una línea y perturba un nuevo pedazo de su cuaderno de contar. Esas hojas que le recuerdan que dejar de marcar está lejos, que pedir un abrazo es desperdiciar un deseo y que tal vez se olvide de qué es eso de besar.


Pero no, los días a veces vienen envueltos en papel de regalo. Ahora espera, en pleno junio, a sus propios Reyes Magos. Este año ha pedido lápices de colores y una goma de borrar.

8 comentarios:

  1. Que bonito!! si hasta me sentí protagonista.
    Un gusto leerte!!
    Besos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que te haya gustado, de verdad!
      Un beso

      Eliminar
  2. con qué poco y qué facilidad para abrir el mundo. enorme.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por seguir por aquí :)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. un placer siempre visitarte. Partir no tanto.

    Saludos, Nahuel.

    ResponderEliminar
  4. dificil es traspasar a palabra el conjunto de sentimientos e imagenes que evoca tu escrito.
    solo puedo decir...
    ...gracias por haberlo escrito

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar