13 may. 2012

Q

Querer es disfrutar al mismo compás, aunque la vida obligue a caminar siguiendo acordes diferentes. Escribir la misma historia, aunque varios capítulos seguidos no se cierren con el mejor final. A pesar de todo, la firma será de dos.
Es abrazar desde la distancia, enviar besos a través del aire y secar lágrimas usando la voz. Aprender qué exige esta nueva manera y, como quien prepara una buena receta, querer que no exista un resultado mejor.
Es un todo por un nada. Es un pedacito de sol cuando la niebla no levanta. Es un dos a la infinito, es un infinito que lo vale todo y no debe costar nada.

2 comentarios: