9 abr. 2012

Punto difícil seguido

Ya no sé cómo explicarte que quiero estar a tu lado si no es dándote la mano e invitándote a pasear. Que no es la misma persona la que quiere compartir tus pasos que la que anduvo su camino o lo tiñó de divagar.
Que la soledad ya no es mi amiga, que ya son muchas espinas las que sola no puedo quitar.
Por eso te suplico que me rescates de esta sima, espantes los sueños en ruinas y, si aceptas, hoy y hasta que enmudezca quien firma, te llevo conmigo a bailar.

1 comentario: