18 abr. 2012

Indignación



Mis entradas, normalmente, contienen prosa o intentos de poesía y cuentan alguna que otra historia más o menos alejada de la realidad o de la ficción. Hoy, con vuestro permiso, cambio el tono radicalmente. La actualidad me obliga y hemos llegado a un punto en que la sangre me hierve. Toda opinión será bien recibida, por supuesto. Ahí va mi desahogo de hoy: 

Me da igual que el Rey no pagara su matanza en Botswana y lo hiciera un empresario saudí. No creo que el problema desaparezca al saber que los españoles no pagamos el asesinato de un elefante ni las vacaciones de Don Juan Carlos. No desaparecen ni el descontento, ni la indignación y, mucho menos, la crisis y las familiar que sudan sangre para llegar a fin de mes. No desaparece la sensación de que todos somos gilipollas, cuando no somos capaces de encontrar una trabajo con unas condiciones que merezcan mínimamente a pena y, supuestamente, esto al Rey le quita el sueño, pero luego vive la vida asesinando animales como en la Prehistoria y con actividades que forman parte de un largo etcétera. 
Por otro lado, me gustaría saber qué hay exactamente detrás de cada regalo, tenga piel de elefante, esté recubierto de piedras preciosas o se sirva en plato de porcelana. Y me gustaría que lo que se valore es el ejemplo que aporta una Institución meramente representativa como es la Monarquía. Publican sus presupuestos porque dicen que quieren ser una Institución transparente, cuando la información es vaga y poco concreta.
 Además, se dice que la existencia de la figura del Rey se ve justificada con su labor diplomática, con que favorece a la imagen de España... ¿De verdad? Pues, lo siento mucho, pero esa imagen de España no la quiero para mí.




5 comentarios:

  1. Me hace gracia a mi también. No vi a la gente poner el grito en el cielo como se esta haciendo ahora cuando el señor Rodriguez Zapatero acudió a una recepción con la persona mas influyente y con mas poder del mundo con sus hijas de la forma que fueron vestidas. No me quiero meter en la forma de vestir de las personas ni en sus actividades fuera de los deberes que les manda el cargo que tienen, pero ambos afectan a la imagen de este país que tan desfigurada esta ultimamente. Por otro lado, si has leido por completo la noticia, el empresario arabe que supuestamente pagó esta forma de entretenimiento un tanto extraña, ha sido el responsable gracias a su gran amistad con el Rey, de que a España le dieran el proyecto internacional mas importante de su historia con un beneficio para el país de mas de 6 000 millones de euros por delante de propuestas mucho mas ambiciosas como la francesa. Con esto no quiero defender al Rey ni mucho menos, pero es mejor tener al diablo de amigo que de enemigo, y cuidar las formas, eso siempre

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría dirigirme a ti directamente, pero me es imposible ya que has firmado como "Anónimo". Con respecto a lo de Zapatero: creo que no afecta de la misma forma a la imagen de un país que las hijas de un presidente vistan según sus convicciones. No digo que estuviera bien, digo que no me parece comparable a que un Rey se vaya de cacería a todo lujo "con la que está cayendo", cuando España no deja de salir en los medios de comunicación internacionales asociada a la posibilidad, incluso, de un rescate económico. Además, creo que la opinión pública se resiente más ante la caza de animales que ante un par de vestidos de color negro. Es mi opinión, claro.
    Y con respecto a la gran amistad con este empresario y los beneficios que conlleva. Agradezco enormemente que España haya podido beneficiarse hasta ese punto de esta relación y lo que me parece mal no es la amistad entre estas personas, ni muchísimo menos. Lo que me parece mal es el "regalo", lo que me parece mal es el secretismo, lo que me parece mal es que estas personas a las que pagamos entre todos "pierdan el sueño" por la situación de los españoles y vivan a todo confort.

    ResponderEliminar
  3. Hablando el otro día con un amigo, comentábamos que con todo lo que estaba pasando, la descomposición del estado de bienestar, la corrupción, la falta de credibilidad política -y lo que es peor de las instituciones-, la falta de ideas y bases ideológicas, etc.; lo del rey venía a ser la guinda o el fotograma del derrumbe de este país.

    Para mi lo del rey no deja de ser lo más anecdótico de todos los problemas que tenemos, pero se ha convertido en su icono.

    Creo que ya está muy machacado la irresponsabilidad del viaje, la imagen que ha dado, el desprestigio de entidades como WWF... Más aún cuando todo parece ser un tema de faldas (estaba con su novoa, la cual safaris, este en concreto era uno de ellos)

    En cualquier caso, tal y como empecé, este problema para mi es el menor. El rey o cualquier tipo de jefatura de estado, no es más que el reflejo de lo que la clase política le deja hacer.

    Nuestro problema es la ausencia de "política" en nuestros representantes políticos. Hay quién dice que lo importante es tener gestores, pero la política es necesaria para fijar el rumbo de dónde queremos ir.

    ResponderEliminar
  4. Al borrar unas cosillas al redactar el comentario, me he cargado la redaccción de la oración que iba entre paréntesis:

    *(estaba con su novia, la cual monta safaris, éste en concreto era uno de ellos)

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo. De hecho, si me decidí a escribir sobre esto en mi blog, cuando la temática normalmente es absolutamente distinta, fue porque considero que, como bien has dicho, es la "guinda" del derrumbe de este país. Se puede decir que "ya no aguanté más" ;)

    Podría escribir muchas cosas sobre lo que pienso y sobre todo lo que creo que está mal en este país pero, en primer lugar, no creo que me diera tiempo ni en una tarde entera y, por otro lado, sería cambiar en exceso el tono de mi blog.

    Muchas gracias, como siempre, por leerme.

    ResponderEliminar