2 abr. 2011

Consuelo de Sócrates

No sé cómo tengo que sentirme ni qué se espera que yo sienta. No sé cómo teñir la mente de rosa sin que aparezcan lunares negros. No sé cómo zafarme de lastres ni cómo se recicla lo abstracto. No sé si se puede comprar algún cuero que me aísle de todo lo que consigue arañarme por dentro. Y, de pronto, trastocas mis planes y no sé si aún creo en lo que escribí hace diez segundos. No sé si tatuando otra página en blanco generaría distinto resultado. No sé. Y eso es lo que preocupa. Que no sé nada. 




 Solo sé que no se nada y, al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada” 
Sócrates


Pues algo sé.

1 comentario:

  1. Un remanso venir a visitarte, aunque el discurso diga "no saber"; ojalá sigas no sabiendo así sigues tatuando más páginas para nosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar