13 mar. 2011

Tu collage

De vez en cuando me concedo el honor de ser una Quincampoix de los corazones. Los busco bajo los fotomatones de cualquier estación y los reconstruyo con pegamento de barra. 

Dicen que los sentimientos no pueden medirse con regla, que no se resuelven mediante ecuaciones de dos incógnitas ni existe una constante como el número π. Que es inútil un análisis sintáctico porque nunca está claro el predicado y los sujetos son difusos en más de una ocasión. Que las definiciones nunca serán precisas porque la experiencia perfila lo que firma cada autor. 



Pero yo confío en mi pegamento de barra. Te ayudaré a reconstruir tu historia, su imagen y la tuya, porque siempre me gustaron los collages. Soy una psicóloga sin diván, sin horarios ni tarifas. Una simple charlatana que maneja material de papelería. Si lo necesitas, en la próxima sesión, pasaremos al Loctite.

1 comentario: