26 mar. 2011

Breves

Malditos sean los días sin sol.

A Ti, que eres tan fuerte
y que todo lo puedes,
¿por qué te vence el vapor?
A Mí, que tiento a la suerte
y me enganchan los viernes,
¿por qué me vence el sabor?
A Ti, que sabes cómo eres
pero disimulas a veces,
¿por qué te vence otro "Yo"?

Malditos sean los días sin sol.
Y las noches sin luna.
Los sábados grises.
Las mañanas oscuras.
Los besos que me diste.
La cruel fortuna.
De saber que quisiste.
Vivir una aventura.
Pero no pudiste.
Ignorar ataduras.
En domingos tristes.
Y lunes de curas.
De rayas que visten.
De muros que aúllan.
Pero no pudiste.
Que no corra la culpa.

3 comentarios:

  1. ¡Ritmo, decisión, coloratura, valentía escritural! Me encanta cuando tu yo poeta se arriesga y vence el silencio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Excelso!!!!!! simplemente maravilloso

    ResponderEliminar