9 feb. 2011

Simplezas

Me gusta soñar que arrugas mis sábanas y que las raídas cortinas respiran el mismo aire que tú. 
También el café, aunque sea descafeinado, e imaginar que en el agua podremos flotar. 
Admiro tus textos de palabras aún no escritas y las imágenes que guardas bajo llave en un cajón. 
Que te intrigue descubrir qué cosas me fascinan o cómo haré nacer cierta sensación. 
Que la sinceridad te pueda y que, aunque sea un segundo, desees que el tiempo transcurra veloz. 
Que estés y no estés, que estuvieses y al mismo tiempo no, que tal vez no vuelvas a estar o que quien despegue sea yo. 
Que la historia no se repita, que sea una, pero no simple; que sea únicamente simple porque simplemente la escriben dos. 
Hasta que terminemos la tinta

No hay comentarios:

Publicar un comentario