Agotado

El plazo fijo finaliza cuando la letra pequeña crece, madura, cobra protagonismo y se convierte en la reina de la legalidad.
Hablemos de frío y de este algo vacío, de cuando grito que olvido y vuelve a sonar. 
De cuando procuro convencerme de que creo lo que escribo, pero cuando acabo y leo sólo digo la verdad.
Mi firma no aparece en contratos basura ni en frases de aventuras de impreciso final. 



Desconozco más palabras. Tal vez aprenda algunas mañana. O dentro de una semana. Necesito un diccionario. No son suficientes. Sí. Me faltan(s).


Comentarios

  1. Desde luego, el talento no está agotado. Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares