27 mar. 2016

Brasas en la nieve


Respirar aire de marca; observar el mundo desde arriba; sobrevolarlo sin alas; caminar sin límite ni destino; reír hasta tener que pisar el freno; comer con los ojos cerrados; estrenar nuevas arrugas en la piel; sentir agujetas en el corazón; saborear fruta con zumo de naranja; paladear chocolate al Sol del Pirineo; despertar con las brasas a pleno rendimiento; probar algo nuevo, siempre algo nuevo. Haberte encontrado. 
Eso es vida. Eres pura vida.