30 nov. 2014

Asteroides

Bajo la atenta mirada de nadie se comenzó a construir una historia con resaca de despacho, olor a aeropuertos y tintes de Sabana. La trama comenzó por el tejado, un tejado ineludible compuesto por tejas infinitas, de ésas no aptas para besos de mariposa. Y de mariposas va la vida, al menos yo fui oruga en alguna otra. 
Construir un acertijo no es sencillo cuando el impulso empuja más que la paciencia. Ocurre lo mismo cuando se pretende controlar el cuerpo y los Newtons han sido más generosos con las ganas que con la cabeza. O cuando tejer el nudo parece depender de un tintineo con luz propia que grita un aquí estoy

Aún es pronto para que me traduzca, aunque tal vez pronto no sea la palabra. Pronto carece de sentido cuando no se acompaña de un futuro compuesto, ese caprichoso indicativo que pasa por encima al cómodo presente simple y que todo lo convierte en complejo, en incierto y doble, o en mitad. Mitad a partes nunca iguales, aunque te declares amante de la simetría. Porque la balanza es la eterna plañidera del equilibrio, ese concepto al que veneran los utópicos y que físicos y químicos alcanzan con fórmulas interminables. Pero la colisión de un cometa anula toda equilibriocepción y algunos dicen que Halley ha vuelto. 

20 nov. 2014

A mil grados bajo cero

Nunca lo verás, porque mi colchón es muy pequeño y mi corazón demasiado grande como para que llegues a merecerlo. No lo sentirás, porque la piel fría se muere y sólo no hiberna en invierno. Y yo soy primavera, soy sol, soy insectos. Yo pico, yo rozo, yo vuelo, yo muerdo. Polinizo y exploro la esencia de los geranios y los cerezos. Tengo tantas vidas como veces al día muero. Me tiño de metamorfosis si me hablan de tintes de pelo. Yo escribo, yo leo, yo escucho, yo huelo.
Tú congelas, necrosas, destruyes con tu veneno. Acabas con cualquier luz que pretenda descongelar tus dedos. Y ahí, solo desde tu espacio, sin leer lo que me invento, te crees más feliz por triste que quienes se parten el pecho por atreverse a empezar un cuento. 

19 nov. 2014

Penalti

Fue conocernos y decidir vivirnos. 
Y cómo nos vivimos. 
Nos vivimos sin apenas vernos. 
Sin apenas y las penas se estrenaron. 
A duras penas nos conocimos. 
Y sin pena alguna nos condenamos. 

17 nov. 2014

(Re)paso

Me sentó en sus rodillas como solía hacer años atrás. Años digo... Ya son décadas las que comienzan a desteñir las raíces. Y parece que fue ayer. 
En ellas me acomodé. Tanto como quien tras horas vagando entre hielo respira la humedad de su refugio, como el niño que llega a "casa" y sabe que nadie va a poder lograr que pierda el juego, como el que se esconde bajo las sábanas creyendo que ningún fantasma las podrá traspasar.
Y con ese olor a bicicleta de verano me dijo: "Retrospectiva". Y, pregunta tras pregunta, fue desempolvando recuerdos como hiciera aquella muchacha de Montmartre. 

Y de pronto todo sonó a decisiones, a senderos aparentemente insignificantes que acabaron siendo autovías hacia la persona que soy hoy. La que se sienta en sus rodillas con unos kilos de más y unas ganas de menos. O con unos kilos de menos y tantas ganas de más... Depende de para qué. Depende de para quién. Y hay tantos quiénes para los que las ganas se esfumaron como quiénes para los que siempre sobran las ganas.

14 nov. 2014

4 nov. 2014

Cántame

Hoy he leído sobre la enfermedad nacida de la ausencia. Sobre las náuseas que florecen bajo el hedor a soledad. Sobre el dolor en las entrañas cuando las manos reparadoras se construyen a base de noches insomnes. He leído sobre el abono, pero no sobre ése que hace más bonita la primavera, sino el que engulle cualquier ápice de perfume. 


Y he pensado en lo fácil que es cantar a la pena, en lo extraño que es vivir sin ella, en lo hermoso que dejaría de ser el mundo si no existiera.

La pena es la sangre de los cantautores