29 sept. 2012

Pantones

He cogido mis pinceles, los de punta fina y suave. Sin guantes me dispongo a crear mi escenario para hoy, y mañana, y hasta los límites donde la caducidad nunca soñaría llegar. Porque no hay límites, no para quienes no creemos en las palabras negras.
Mi paleta de colores es infinita. Lucho para que los días en blanco y negro sean excepciones en el calendario. Difícil... No, esa palabra tampoco existe.
Mis trazos nunca fueron limpios pero, aunque lejos de ser perfectos, me aventuro a darles vida cada vez que la mía se queda sin sal.
¿Guardas en tu cajón de los sueños alguna reposición infinita? Si lo haces, supongo que ya te has percatado de que, por mucho que esos pasajes se repitan, no se traducen a realidad.
Pues eso mismo me ocurre a mí con mis cuadros. Cuántas veces habré tintado lienzos con formas de sofá y brasas, con mantas y almohadas y mi cabeza sobre tus rodillas. Pero da igual. Esa imagen sigue inerte, inmóvil, inanimada.
Podría desesperarme, tirar la toalla y resignarme a la vida en blanco y negro. ¿Sabes? Para eso no me han hecho.
Llámame inocente pero, ilusión perenne, yo nunca dejaré de pintar.

15 sept. 2012

Sobresaliente

A veces la vida arroja a tus pies paquetes cargados de besos y sonrisas. De ojos brillantes e inocentes, esperando la respuesta a esos abrazos infinitos que saben a chocolate y fresas. Endulzar los días parece complicado, se antoja complicado, lo sé y lo sabes, pero, en ocasiones, es posible que la gélida roca permita pasar la luz. Aunque tú no puedas verlo y yo lo imprima en un deseo. Sobresaliente.

13 sept. 2012

caperucita

La pena es una tela que engulle los porqués.
No preguntes. No insistas. Ya nada es lo que fue.


- Lo que fue.

- ¿Qué fue?

- Se fue.

- ¿Por qué?

(...)

- Por la puerta grande. Escogió el rojo sangre.

- Y no fue la primera vez.


Enredaderas

Solía imaginar el futuro.
Ese recuerdo que aún no existe, pero en el que siempre pinta primaveras.
Y es que desde micra tuvo un problema.
Le gustaba imaginar las almas como ella quería que fueran.
Esculpir a cada individuo bajo la perfección de su sesera.
Y siempre, al esfumarse el futuro, el otoño es quien espera.
Las estatuas son de corcho y las mariposas son quimeras.
Las manos son de humo y los besos de infernal cera.
Los demonios, cada noche, salen de sus cuevas.
Y carcomen lo que un día fue esperanza y fue poema.
Y es que hasta entonces no supo dónde estaba el problema.
Eran los brillantes que adornaban su diadema.
Reflejaban tanta luz que impedía que nadie viera
Que tras esa gran coraza esperaba una pequeña
Niña aún asustada que vagaba por la Tierra.
Que sólo había encontrado falsas flores y maleza
Y que había desperdiciado grandes litros de tierra fresca.
Cuando supo todo aquello sucumbió, marea eterna
Y hoy la recuerdan los niños cuando se sientan en aquellas piedras
Donde suenan constantes las aguas aunque nadie pueda verlas.

2 sept. 2012

Mundos

Intentaban borrar, una a una, las líneas de la carretera. Beberse el aire para que ese espacio inútil y punzante desapareciera. Cuando lograban evaporarlo, la imaginación moría en la última cuneta. Sus bocas no se rozaban como cuando les rodeaba la piedra. 



(Tiempo - Espacio)
(Dolor - Cariño) 




Le envió corazón en mano y con la mente como testigo:
"No hay nada como no estar juntos para querer estar contigo"


1 sept. 2012

Diario

Recuerda cuando alimentábamos gatos con sobras de un festín y te enorgullecía caminar entre los verdes de tu cosecha. Por aquel entonces el lunes se dormía con CSI y la chimenea iluminaba las sobremesas.
Recuerda cuando no me conocías, cuando creí ser pluscuamperfecta. Cuando en las noches no cabía dormir y se colaba en tu colada mi camiseta.

A veces imagino que tejo canciones con los versos que pululan en mi cabeza. Si supiera cantar los gritaría. Como no sé los susurro a escondidas antes de quedarme dormida. Buenas noches, peores días.